adsense horizontal

sábado, 3 de febrero de 2018

Novedades en la cotización de los autónomos para 2018

El pasado 26 de Enero se publicó en el BOE la Orden ESS/55/2018,  por la que se desarrollan las normas legales de cotización a la Seguridad Social, y que respecto a los trabajadores autónonos y a la espera de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2018, contiene las siguientes novedades:

1. BASES DE COTIZACIÓN
De forma genérica, a partir del 1-1-2018, la base máxima  de cotización para los autónomos es de 3.751,20 €/mes (no sufre variación) y la base mínima es de 919,80 €/mes. Si bien, cabe recordar que la base de cotización para los  autónomos se fija en función de la edad que tengan en esa fecha, a saber: 

1.-Es la que elija el propio autónomo dentro de las bases máxima y mínima fijadas en el caso de:
-autónomos menores de 47 años, o; 
-autónomos de 47 años, siempre que su base de cotización en el mes de diciembre de 2017 haya sido igual o superior a 2.023,50 €/mes o que causen alta en el RETA; si su base de cotización es inferior a 2.023,50 €/mes no pueden elegir una base de cuantía superior a 2.023,50 €/mes, salvo que ejerciten su opción en tal sentido antes del 30-6-2018, lo que producirá efectos a partir del 1-7-2018, o que se trate del cónyuge supérstite del titular del negocio que, como consecuencia del fallecimiento de éste, haya tenido que ponerse al frente del mismo y darse de alta en este régimen especial con 47 años de edad, en cuyo caso no existe esta limitación. 

2.-Para los autónomos que tengan 48 o más años, la base ha de estar comprendida entre las cuantías de 992,10 y 2.023,50 €/mes, salvo que se trate del cónyuge supérstite del titular del negocio que, como consecuencia del fallecimiento de éste, haya tenido que ponerse al frente del mismo y darse de alta en este régimen especial con 45 o más años de edad, en cuyo caso la elección de bases ha de estar comprendida entre las cuantías de 919,80 y 2.023,50 €/mes. No obstante, los autónomos que antes de los 50 años  hayan cotizado  en cualquiera de los regímenes de la Seguridad Social 5 o más años quedan sujetos a las siguientes reglas, que se fijan en función de que la última cotización acreditada hubiera sido: 
- igual o inferior a 2.023,50 €/mes, en cuyo caso deben cotizar por una base comprendida entre 919,80 y 2.023,50 €/mes; 
- superior a 2.023,50 €/mes, en cuyo caso han de cotizar por una base comprendida entre 919,80 €/mes y el importe de aquélla, incrementado en un 3,00%; esta regla se aplica también con respecto a los autónomos que con 48 o 49 años de edad hubieran ejercitado la opción por una base superior a 1.682,70 €/mes antes del 30-6-2011. 

Los autónomos que, a 1-1-2018, hubieran optado por las bases máximas permitidas hasta ese momento pueden elegir, hasta el 28-2-2018, cualquier base de cotización de las comprendidas entre aquella por la que vinieran cotizando y el límite máximo que les sea de aplicación. La nueva base elegida surte efectos a partir del 1-1-2018. Las diferencias de cotización que se produzcan cuando los interesados opten por una base de cotización superior a aquella por la que vinieren cotizando, se pueden ingresar sin recargo hasta el último día del mes siguiente a aquel en que finalice el plazo de opción (es decir, el 31-3-2018).
 
Los trabajadores, cuyo alta en el RETA  se haya practicado de oficio, como consecuencia, a su vez, de una baja de oficio en el RGSS o en otro régimen de trabajadores por cuenta ajena, cualquiera que sea su edad en el momento de causar el alta, pueden optar entre mantener la base de cotización por la que cotizaban en el régimen en el que causaron baja o elegir una base de cotización, aplicando las reglas generales previstas en este régimen especial.

Para los autónomos que en algún momento del año 2018 y de manera simultánea hayan tenido contratado a su servicio un número de trabajadores  por cuenta ajena igual o superior a 10, la base mínima de cotización para el año 2018 tiene una cuantía igual  a la base mínima del grupo de cotización 1 del RGSS, esto es, en 1.199,10 €/mes. Dicha base mínima de cotización es también aplicable para el año 2018 a los autónomos societarios de sociedades mercantiles capitalistas y de sociedades laborales incluidos en el RETA, a excepción de aquellos que causen alta inicial en el mismo, durante los 12 primeros meses de su actividad, a contar desde la fecha de efectos de dicha alta

Respecto a los autónomos dedicados a la venta ambulante o a domicilio (CNAE 4781, 4782, 4789 y 4799) pueden elegir como base mínima de cotización, durante el año 2018, una base de 919,80 €/mes o una base de 858,60 €/mes. Asimismo también pueden elegir como base mínima de cotización durante el año 2018 una base de 919,80 €/mes o una base de 505,60 €/mes:
1.- Los autónomos dedicados a la venta a domicilio (CNAE 4799).
2.-Las personas dedicadas, de formas individual, a la venta ambulante en mercados tradicionales o mercadillos , con horario de venta inferior a 8 horas al día, siempre que no dispongan de establecimiento fijo propio, ni produzcan los artículos o productos que vendan. En todo caso, se ha de cotizar obligatoriamente por las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, aplicando, sobre la base elegida, la tarifa de primas 
Se especifica que la reducción de las bases mínimas establecidas para vendedores ambulantes o a domicilio, por tratarse de actividades exclusivas de venta, no son de aplicación en los supuestos en los que, además, se fabrican o elaboran los productos objeto de la venta.

2.-TIPOS DE COTIZACIÓN
Por contingencias comunes, el 29,80% o el 29,30% (si el interesado está acogido está acogido a la protección por contingencias profesionales o por cese de actividad). Si el interesado no tiene cubierta la protección por IT, el tipo es el 26,50%. Para las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales se aplican los porcentajes de la tarifa de primas. Aquellos trabajadores que no tengan cubierta la protección dispensada a las contingencias derivadas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales han de efectuar una cotización adicional equivalente al 0,10%  (para la financiación de las prestaciones por riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia).

El tipo de cotización por cese de actividad es del 2,20%.


Por otra parte, el tipo de cotización por IT en los supuestos de autónomos con 65 o más años  sigue siendo, durante 2018, el 3,30% o el 2,80%, según proceda, tanto para los trabajadores por cuenta propia o autónomos como para los trabajadores por cuenta propia agrarios incluidos en el sistema especial. 


3.-INGRESO DE CUOTAS FUERA DE PLAZO
A partir de 01/01/2018, las deudas de los autónomos con la Seguridad Social,  devengarán los siguientes recargos:
-Recargo del 10% de la deuda, si se abonasen las cuotas debidas dentro del primer mes natural siguiente al del vencimiento del plazo para su ingreso. 
-Recargo del 20 por ciento de la deuda, si se abonasen las cuotas debidas a partir del segundo mes natural siguiente al del vencimiento del plazo para su ingreso.

4.-SITUACIÓN Y DEVOLUCIÓN DE CUOTAS EN EL RETA POR RAZÓN DE PLURIACTIVIDAD
Para los autónomos que causen alta por primera vez en el RETA  y con motivo de la misma inicien una situación de pluriactividad, las cuantías correspondientes a los distintos porcentajes de la base de cotización por la que pueden optar los autónomos con jornada laboral a tiempo completo o a tiempo parcial superior al 50%, son durante el año 2018 las siguientes: 459,90 €, cuando la base elegida sea del 50% de la base mínima de cotización; 690,00 €, cuando se corresponda con el 75%, y 781,80 €, cuando coincida con el 85% de dicha base mínima.

Los  autónomos que, en razón de su trabajo por cuenta ajena desarrollado simultáneamente, hayan cotizado en 2017, respecto de las contingencias comunes, en régimen de pluriactividad, teniendo en cuenta tanto las aportaciones empresariales como las correspondientes al trabajador en el RGSS, así como las efectuadas en el RETA, por una cuantía igual o superior a 12.739,08 €, tienen derecho a una devolución del 50% del exceso en que sus cotizaciones superen la mencionada cuantía, con el tope del 50% de las cuotas ingresadas en el RETA, en razón de su cotización por las contingencias comunes de cobertura obligatoria.

La devolución  debe efectuarse de oficio por la TGSS antes del 1-5-2018, salvo cuando concurran especialidades en la cotización que impidan efectuarlo en ese plazo o resulte necesaria la aportación de datos por parte del interesado, en cuyo caso el reintegro se realizará con posterioridad a esa fecha.

Ya por último adjuntamos cuadro comparativo de la TGSS de la cotización autónomos 2017-2018:

domingo, 28 de enero de 2018

Actualizada la GUÍA SEPE de Bonificaciones / Reducciones a la Contratación Laboral a Enero de 2018

Recientemente en la web del  Servicio Público de Empleo (SEPE) se ha colgado en formato pdf  la actualización de la GUíA de BONIFICACIONES  /  REDUCCIONES A LA  CONTRATACIÓN LABORAL actualizada a Enero de 2018, una guía muy práctica para los profesionales que se manejan en el intrincado mundo de la contratación laboral y/o sus bonificaciones y reducciones.  


sábado, 27 de enero de 2018

Nuevas medidas sociolaborales para 2018; nuevo SMI, congelación del IPREM y revalorización de las pensiones

El Real Decreto-ley 20/2017, de 29 de diciembre, que entró en vigor el mismo 30 de diciembre de 2017, en cuya disposición adicional única se fija en un 4% el incremento del salario mínimo interprofesional para 2018. Las nuevas cuantías establecidas con carácter general son las siguientes:

-SMI diario: 24,53 €.
-SMI mensual: 735,90 €.
-SMI anual (14 pagas): 10302,60 €. 

Por otro lado, el Real Decreto 1079/2017, de 29 de diciembre estipula que desde el 1 de enero, se aplica con carácter general un incremento del 0,25% a las pensiones abonadas por dicho sistema, incluidas las derivadas de contingencias profesionales. 

Respecto al IPREM (Indicar Público de Renta de Efectos Múltiples), se congela respecto 2017, quedando fijado para 2018 en las mismas cuantías, a saber: 
-El IPREM diario, 17,93 euros. 
-El IPREM mensual, 537,84 euros. 
-El IPREM anual, 6.454,03 euros.

De momento y a la espera que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado para 2018, las bases mínimas de cotización a la Seguridad Social se revalorizan el 4% del SMI, manteniéndose congeladas las Base Máximas de Cotización, esto es, 3751,20 € mensuales.

 Por último reseñar que el IPC definitivo para el año  2017 fue del 1,1%

domingo, 26 de noviembre de 2017

La Inspección de Trabajo y el control de horas extras

El Ministerio de Trabajo acordó en diciembre 2016 intensificar el control, percibo y cotización de las horas extraordinarias en las hojas  salariales conforme la Instrucción 3/2016. Concretamente esta campaña de control por los Inspectores buscaba constatar la no superación del máximo legal de horas extras (80 horas/año), su adecuada remuneración/cotización y la existencia de un registro de la jornada diaria por los empresarios cuando se realicen horas. 

Aunque tras la STS de 23.03.2017,  el Tribunal Supremo enmendó la plana a la Inspección de Trabajo, y desde entonces las empresas  no están obligadas a llevar el mencionado registro diario de las jornadas de trabajo de todos sus empleados,  no debiendo de controlar de forma diaria las horas de trabajo de aquellos empleados que tengan contratos de trabajo a tiempo completo (sólo los de a tiempo parcial) y no realicen horas extraordinarias.


Sobre su control (y sin perjuicio de lo que establezca el convenio colectivo de aplicación) existe la obligación empresarial de registrar las horas extraordinarias semanalmente y entregar parte al trabajador e informar mensualmente a los Representantes de los trabajadores de la realización de las horas extras.

El límite legal es de 80 horas al año (derecho necesario, por convenio colectivo no se puede ampliar), no  incluyéndose en este cómputo las que se hayan compensado con descanso retribuido  en los siguientes 4 meses a su realización, si bien hay que  tener en cuenta que dichas horas de libranza también cotizan a la Seguridad Social (algo sobre lo que incide Inspección y que pocas empresas hacen),  ni las horas extras excepcionales por fuerza mayor o desastres en la empresa. 

Respecto a la implantación de jornadas y horarios flexibles como  distribución irregular de jornadas de trabajos, bolsas de horas, etc... deben ser validados por el convenio colectivo de aplicación,  ya que los mismos no pueden servir de coartada para justificar la no retribución de las mismas. Si la distribución irregular de la jornada alcanza todo el año, será preciso esperarse hasta el término de cada anualidad para conocer si hay o no saldo favorable.

Cabe incidir que se han considerado horas extraordinarias los pluses salariales tales como “plus mayor tiempo desplazamiento” que el trabajador dedica para su traslado desde  el centro de trabajo habitual  u otro no habitual situado más lejos, así como el tiempo de regreso.

Otro de los aspectos sobre en los que en la actualidad está incidiendo esta campaña de control por parte de ITSS  es respecto al tema de su enmascaramiento como conceptos salariales ordinarios (incentivos, pluses variables, es, etc.) y  ello por dos motivos:

  • Merma la capacidad recaudatoria de la Seguridad Social ya que si se imputan a la base de cotización general están sujetas a tope mensual, mientras que si se cotizan correctamente como Horas Extras no está sujeta a topes de cotización.
  • Implica alteraciones en las bases reguladoras y posible fraude en la obtención de prestaciones y pensiones públicas tales como desempleo, incapacidad temporal por contingencias comunes, pensión de incapacidad permanentes y jubilación.  Las Horas Extras sólo se computan para la cotización de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.
Si esta práctica acaba siendo detectada por la Inspección de Trabajo podrá acabar levantando acta de liquidación por infracotización, ello implica  volver a tener que cotizar otra vez por las horas extras con el añadido de un recargo de cotización del  20%, y sin que en principio, se pueda  opcionar el mecanismo de  la devolución por ingresos indebidos  al considerar la TGSS que la empresa operó con  falta de buena fe en el  ingreso de las mismas al tratar de ocultar su existencia.


viernes, 17 de noviembre de 2017

El TJUE considera como «discriminación indirecta» la forma de calcular la prestación por desempleo a tiempo parcial vertical



El Tribunal de Justicia de la Unión Europa (Sentencia del TJUE de en fecha de 9-11-17, asunto Espadas Recio nº C-98/15 ) considera contraria a la directiva comunitaria relativa a la aplicación progresiva del principio de igualdad de trato entre hombres y mujeres en materia de Seguridad Social (Dir 97/7/CEE), el sistema de cálculo de la duración de la prestación por desempleo para los trabajadores a tiempo parcial de tipo vertical, que excluye los días no trabajados del cálculo de los días cotizados, reduciendo de este modo el período de pago de la prestación por desempleo (RD 625/1985 art.3.4). Y ello porque  está acreditado que la mayoría de los trabajadores a tiempo parcial vertical son mujeres que resultan perjudicadas por tal normativa. En este sentido, cabe reseñar que  trabajo a tiempo parcial vertical es aquel que concentra las horas de trabajo en determinados días laborables de la semana, a diferencia del horario parcial horizontal, en el que el empleado trabaja todos los días laborables de la semana

Los argumentos esgrimidos para llegar a esta conclusión son fundamentalmente las siguientes:

1.- Queda comprobado que los trabajadores a tiempo parcial vertical resultan perjudicados por esta medida nacional, ya que, con arreglo a ella, se reduce el período durante el cual pueden recibir una prestación por desempleo en comparación con el período reconocido a los trabajadores a tiempo parcial horizontal.

2.- Asumiendo que entre un 70% y un 80% de los trabajadores a tiempo parcial vertical son mujeres (proporción existente también en los trabajadores a tiempo parcial horizontal), puede deducirse que esta legislación interna nacional perjudica a un número mucho mayor de mujeres que de hombres.

3.-Esta medida nacional controvertida no parece adecuada para garantizar la correlación que debe existir entre las cotizaciones pagadas por el trabajador y los derechos que puede reclamar en materia de prestación por desempleo.

Quedará por ver como de receptivo está el SEPE después de  esta contundente sentencia del TJUE.

Últimas entradas publicadas