adsense horizontal

martes, 11 de julio de 2017

El Tribunal Supremo se pronuncia sobre ciertos conceptos salariales a incluir en las indemnizaciones por despido


Dos recientes sentencias de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo (TS), dictadas ambas en Unificación de Doctrina y, casualmente, el mismo día, 03 de mayo de 2017, arrojan claridad (o no) sobre que conceptos han de incluirse y excluirse para calcular las indemnizaciones por despido.

La inclusión, o no, en el montante de la indemnización por despido de todos (o parte) de los conceptos de la nómina no es un tema baladí, a más a más de afectar a su importe, un cálculo erróneo puede determinar que un despido objetivo o colectivo (aun siendo ajustado a Derecho), por error inexcusable, sea calificado como improcedente y con obligación a reconocer una mayor indemnización:

Respecto a las sentencias del TS en cuestión, a saber:
  • En la primera sentencia (STS 2074/2017, Asunto Gelgene), se determina que computan para la determinación de la indemnización por despido las primas de seguros de vida y médico, así como las aportaciones a un plan de jubilación. Son conceptos que se abonan como consecuencia de la relación laboral y como contrapartida a las obligaciones del trabajador. Sólo las ulteriores prestaciones o indemnizaciones que deriven en su marco podrían considerarse, como mejoras de la Seguridad Social, excluidas del salario. Y ello porque en el salario diario para calcular la indemnización por despido hay que incluir la totalidad de las percepciones económicas de los trabajadores, en dinero o en especie, que tengan naturaleza salarial. Con este pronunciamiento, el Tribunal Supremo reitera un criterio que ya había sostenido en anterior sentencia de 2 de octubre de 2013, fijando así una doctrina jurisprudencial que cierra, en principio de forma definitiva, el debate sobre la inclusión de estos conceptos en la indemnización.
  • En la otra sentencia (STS 2197/2017, Asunto Securitas), por contra, el Tribunal Supremo estima que no computan en la indemnización por despido ciertos pluses de vestuario y transporte de naturaleza extrasalarial al compensar realmente gastos que, conforme al Convenio Colectivo aplicable, no debían justificarse. Entiende el TS  que no se puede deducir automáticamente que su naturaleza sea salarial por tener cuantía fija, abonarse mensualmente (incluyendo las vacaciones) o cotizarse por ellos. Así pues, la naturaleza salarial o extrasalarial de los pluses de transporte y vestuario depende, al margen de su denominación convencional, de que remuneren efectivamente esos gastos de transporte o de mantenimiento de la vestimenta profesional de los trabajadores, y en ese caso concreto, el TS  entiende que son partidas extrasalariales al ser su finalidad resarcitoria.


miércoles, 7 de junio de 2017

Nueva Instrucción de la ITSS sobre control de la jornada


La Inspección de Trabajo y Seguridad Social  (ITSS) ha emitido recientemente  una nueva instrucción, la 1/2017 de 18 de mayo, en materia de registro de jornada, es decir el tiempo de trabajo y horas extraordinarias, que complementa y matiza la anterior sobre intensificación del control en materia de tiempo de trabajo y de horas extraordinarias (DG ITSS Instrucción 3/2016). 

En esta última instrucción la ITSS amolda su criterio a la reciente y tan difundida interpretación del Tribunal Supremo (casos Bankia y Abanca) en relación con la inexistencia de obligación de registro de la jornada ordinaria de la plantilla (que no la de tiempo parcial).

Así pues, el principal cambio con respecto a aquella Instrucción es la consideración de que, con carácter general, la omisión del registro de la jornada diaria de trabajo no es constitutiva de una infracción del orden social como hasta ahora (con multa de hasta 6.250 euros). Por lo demás, los otros aspectos de la Instrucción anterior se mantienen plenamente vigentes, entre ellas,  que las normas sobre registro de la jornada en trabajadores a tiempo parcial, trabajadores móviles en transporte por carretera, de la marina mercante o ferroviarios no quedan afectadas por la doctrina del TS y la ITSS debe seguir exigiendo a las empresas la llevanza de los registros diarios y proponiendo las sanciones por los incumplimientos.

También respecto al tema de las horas extraordinarias nada se modifica; se deberá llevar un registro diario, comunicar al final de mes su realización al trabajador y a la representación legal de los trabajadores  (art.35.5 del ET). 

Paralelamente también se atisba el comienzo de nuevas campañas por parte de ITSS respecto al tema de control y percibo de las horas extraordinarias en las hojas salariales  y su enmascaramiento como conceptos salariales ordinarios (incentivos, pluses varialbes, comisiones, etc.) y que implica alteraciones en las bases de cotización y posible fraude en la obtención de prestaciones y pensiones públicas, y sin que en principio, se pueda  opcionar la devolución por ingresos indebidos por falta de buena fe en su ingreso.

En resumidas cuentas,  la ITSS continuará su campaña en materia de control de tiempo de trabajo y horas extraordinarias, siendo su objetivo verificar que no se superan los límites legales y convencionales en esta materia. Para ello, la ITSS podrá utilizar como medio de prueba el registro de jornada existente en aquellas empresas en que sí esté implantado  por lo que el registro de la jornada seguirá siendo un posible medio de prueba allí donde esté implantado

viernes, 7 de abril de 2017

El Tribunal Supremo no tumba del todo el registro diario de jornadas de trabajo


En múltiples medios de comunicación ha saltado hoy la noticia que el Pleno de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha dictado sentencia a 23/03/2017 dejando sin efecto la obligatoriedad de llevar a cabo el registro diario de las jornadas de trabajo.

En tal sentido, el Pleno de la Sala IV del Tribunal Supremo ha establecido en una sentencia que las empresas no están obligadas a llevar un registro de la jornada diaria de toda la plantilla para comprobar el cumplimiento de la jornada laboral y horarios pactados, y sólo deben llevar un registro de horas extras realizadas, de acuerdo a lo establecido en el artículo 35.5 del Estatuto de los Trabajadores.
El Tribunal Supremo estima así un recurso de Bankia contra la sentencia de la Audiencia Nacional de 4 de noviembre de 2014, que condenaba a dicho banco, atendiendo una demanda de los sindicatos, a establecer un sistema de registro de la jornada diaria efectiva que realiza su plantilla. 

El T.S. admite que “convendría una reforma legislativa que clarificara la obligación de llevar un registro horario y facilitara al trabajador la prueba de la realización de horas extraordinarias”, pero “esa obligación no existe por ahora y los Tribunales no pueden suplir al legislador imponiendo a la empresa el establecimiento de un complicado sistema de control horario, mediante una condena genérica, que obliga a negociar con los sindicatos el sistema a implantar, por cuanto, se trata de proceder al desarrollo de la jornada efectiva de trabajo con las múltiples variantes que supone la existencia de distintas jornadas, el trabajo fuera del centro de trabajo y, en su caso, la distribución irregular de la jornada a lo largo del año".

El Supremo rechaza “llevar a cabo una interpretación extensiva del art. 35-5 del ET imponiendo obligaciones que limitan un derecho como el establecido en el artículo 28-3 del citado texto legal y el principio de libertad de empresa que deriva del artículo 38 de la Constitución y ha reconocido el Tribunal Constitucional como imprescindible para la buena marcha de la actividad productiva (S. 170/2013)”.

La sentencia detalla que “la falta de llevanza, o incorrecta llevanza del registro, no se tipifica por la norma como infracción de forma evidente y terminante, lo que obliga a una interpretación restrictiva y no extensiva de una norma sancionadora como la contenida en el artículo 7-5 del RDL 5/2000, de 4 de agosto, sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social. Además, tampoco se tipifica como falta la no llevanza del registro y el hecho de no informar a los trabajadores sobre las horas realizadas en jornadas especiales o incumplir obligaciones meramente formales o documentales constituye, solamente, una falta leve, en los supuestos previstos en el art. 6, números 5 y 6 del Real Decreto Legislativo citado”.

Añade también,  que la solución dada “no deja indefenso al trabajador a la hora de probar la realización de horas extraordinarias, pues a final de mes la empresa le notificará el número de horas extras realizadas, o su no realización, lo que le permitirá reclamar frente a esa comunicación y a la hora de probar las horas extraordinarias realizadas tendrá a su favor del artículo 217-6 de la LEC, norma que no permite presumir la realización de horas extras cuando no se lleva su registro, pero que juega en contra de quien no lo lleva cuando el trabajador prueba que si las realizó”.

De la lectura total de la sentencia, se desprende que la supresión de obligatoriedad de control diario de jornadas exclusivamente versa sobre el contenido del artículo 35 del E.T., esto es, control de horas extras, que por definición legal, sólo pueden ser realizadas por los trabajadores a jornada completa.  Entiende el Tribunal Supremo  que si la voluntad del legislador hubiera sido la de regular la obligación de llevar un registro diario de la jornada laboral ordinaria, lo hubiera realizado en el art. 34 del ET, artículo que regula la jornada ordinaria y no en cambio en el 35 del ET que regula las horas extraordinarias.

La obligatoriedad de llevar control diario de jornadas para trabajadores a tiempo parcial según lo dispuesto en el artículo 12.4.c), según nuestra humilde opinión, no se ve a priori difuminada, y de no mediar cambio por parte del Legislador, o alternativamente, los tribunales lo enmienden, las Empresas deberán seguir controlando diariamente las jornadas parciales.

Así pues quedaremos expectantes cómo actúa la Inspección de Trabajo y Seguridad Social ante el nuevo escenario que se plantea como consecuencia de la Sentencia del TS de 23 de marzo de 2017;  ¿revocará de oficio las sanciones a empresas por no tener registro horario? ¿o las mantendrá?, si bien, como ya hemos adelantado, no cabe esperar cambio de criterio respecto a los trabajadores contratados a tiempo parcial.

miércoles, 22 de febrero de 2017

Cotización de los autónomos para 2017



Con más retraso de lo que viene siendo habitual en los últimos años, el pasado 11 de Febrero se publicó en el BOE, la Orden ESS/106/2017, de 9 de febrero, por la que se desarrollan las normas legales de cotización a la Seguridad Social, desempleo, protección por cese de actividad, Fondo de Garantía Salarial y formación profesional para el ejercicio 2017. Por lo que respecta a la cotización del Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos (RETA) para 2017, la mencionada Orden ESS/106/2017 fija  las siguientes peculiaridades:

Como regla general (más adelante entraremos en las excepciones), para 2017 la base máxima de cotización para los trabajadores autónomos es de 3.751,20 €/mes y la base mínima es de 893,10 €/mes.
 
EI tipo aplicable sobre la base de cotización -con protección de Incapacidad Temporal (I.T.) es del 29,80%, o el 29,30% si el autónomo está acogido a la protección por contingencias profesionales o por cese de actividad. Si el interesado no tiene cubierta la protección por I.T., el tipo es el 26,50%. Si el autónomo no tiene cubierta la protección dispensada a las contingencias profesionales, ha de efectuar una cotización adicional equivalente al 0,10% (29,90% en total con I.T.) para la financiación de las prestaciones por riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia  El tipo a aplicar por  AT y EP (con I.T.) será según tarifa primas de la  disposición adicional cuarta Ley 42/2006, de 28 de diciembre

Ello implica que las cuotas mensuales resultantes a pagar para la base mínima serán de 267,04 € (considerando tipo estandarizado del 29,9% s/893,10 €) y de 1.121,61 € para la base máxima (29,9% s/ 3.751,20 €).

El tipo de cotización para la protección por cese de actividad será el 2,20% a cargo del trabajador. El tipo por Contingencias Comunes (IT) para trabajadores con 65 años será del 3,30% ó 2,80% (según periodo acreditado de cotización).

Como excepciones a la regla general de bases máximas y mínimas, tenemos la siguiente casuística:
  • Respecto a los autónomos que en algún momento del año 2016 y de manera simultánea hayan tenido contratado a su servicio un número de trabajadores por cuenta ajena igual o superior a 10, la base mínima de cotización tiene una cuantía igual a la prevista como base mínima para los trabajadores encuadrados en el grupo de cotización 1 del Régimen General que, para el año 2017, está fijada en 1.152,90 € mensuales (cuota resultante de 344,72 € mensuales para un tipo del 29,90 %).
  • Para los autónomos societarios tendrán una base mínima de 1.152,90 €/mes, entendiendo como tales los trabajadores autónomos que desarrollen funciones de dirección y gerencia del cargo de consejero o administrador, o presten servicios en una sociedad de capital y posean el control efectivo de la misma (LGSS art.305.2.b); y los socios trabajadores de sociedades laborales con al menos 50% del capital social (LGSS art.305.2.e), a excepción en ambos casos de aquellos que causen alta inicial en el mismo, durante los 12 primeros meses de su actividad a contar desde la fecha de efectos de dicha alta.
  • Por cuestión de edad (contada para la que tengan a 01/01/2017); para autónomos menores de 47 años no hay restricción para la elección de base de cotización. A partir de la mencionada edad, distinguiremos entre:
  1. Trabajadores autónomos de 47 años, siempre que su base de cotización en el mes de diciembre de 2016 haya sido igual o superior a 1.964,70 €/mes o que causen alta en el RETA con posterioridad a la citada fecha; si su base de cotización es inferior a 1.964,70 €/mes no pueden elegir una base de cuantía superior a 1.964,70 €/mes, salvo que ejerciten su opción en tal sentido antes del 30-6-2017, lo que producirá efectos a partir del 1-7-2017, o que se trate del cónyuge supérstite del titular del negocio que, como consecuencia del fallecimiento de éste, haya tenido que ponerse al frente del mismo y darse de alta en este régimen especial con 47 años de edad, en cuyo caso no existe esta limitación. 
  2. Para los autónomos que tengan 48 o más años, la base ha de estar comprendida entre las cuantías de 963,30 y 1.964,70 €/mes, salvo que se trate del cónyuge supérstite del titular del negocio que, como consecuencia del fallecimiento de éste, haya tenido que ponerse al frente del mismo y darse de alta en este régimen especial con 45 o más años de edad, en cuyo caso la elección de bases ha de estar comprendida entre las cuantías de 893,10 y 1.964,70 €/mes.
No obstante, los trabajadores que antes de los 50 años hayan cotizado en cualquiera de los regímenes de la Seguridad Social 5 o más años, quedarán  sujetos a otros límites fijados en función de la última cotización acreditada.

Los  autónomos que, en razón de su trabajo por cuenta ajena  desarrollado simultáneamente, hayan cotizado en 2016, respecto de las contingencias comunes, en régimen de pluriactividad, teniendo en cuenta tanto las aportaciones empresariales como las correspondientes al trabajador en el RGSS, así como las efectuadas en el RETA, por una cuantía igual o superior a 12.368,23 €, tienen derecho a una devolución del 50% del exceso en que sus cotizaciones superen la mencionada cuantía, con el tope del 50% de las cuotas ingresadas en el RETA, en razón de su cotización por las contingencias comunes de cobertura obligatoria. La devolución ha de efectuarse a instancias del interesado, que debe formularla en los 4 primeros meses de 2017.

Para los trabajadores que causen alta por primera vez en el RETA  y con motivo de la misma inicien una situación de pluriactividad, las cuantías correspondientes a los distintos porcentajes de la base de cotización por la que pueden optar los autónomos con jornada laboral a tiempo completo o a tiempo parcial superior al 50%, son durante el año 2017 las siguientes: 446,70 €, cuando la base elegida sea del 50% de la base mínima de cotización; 669,90 €, cuando se corresponda con el 75%, y 759,00 €, cuando coincida con el 85% de dicha base mínima.

Últimas entradas publicadas